El Dynamo que sorprendió a unos y tapó bocas a otros

DT Dominic Kinnear reconoce que no muchos imaginaban ver a Houston en la final

HOU_20111106_Getty_04_Costly

Photo Credit: 
Kyle Rivas / Getty Images

Ni el más optimista de los aficionados del Houston Dynamo se hubiese imaginado lo que hace tres meses era inimaginable.

Con la temporada regular aun en curso, y cuando se comenzaban a perfilar los favoritos para clasificar a la Liguilla, la pregunta común en los corrillos del cuadro naranja no era precisamente ‘¿qué tan lejos podrían llegar en los Playoffs?’ más bien ‘¿Podremos clasificar?’

Pues lo inimaginable se hizo realidad este domingo, cuando tras vencer 2-0 a  Sporting Kansas City en su vistoso LIVESTRONG Sporting Park, avanzaron a su tercera Copa MLS en seis años.

“Tres meses atrás no creo que mucha gente haya pensado que estaríamos aquí al final o si alcanzaríamos algo cercano a esto”, le dijo el  DT Dominic Kinnear a los medios tras el encuentro.

Y es que en los últimos tres meses, el Dynamo se sometió a una serie de cambios que iban desde la inclusión de tres nuevos jugadores a su plantel hasta cambiar a otros en sus posiciones en la cancha. El resultado: una racha invicta de nueve partidos sin saber de derrotas con un Dynamo que supo sobreponerse a los altibajos y adversidades de la campaña regular para revertirlo en los playoffs con el campeonato de la Conferencia del Este.

Una prueba de ello la vivió el propio Houston en la final, cuando después de perder a su jugador estrella Brad Davis en el primer tiempo, el equipo no bajó los brazos y buscó por todos los medios el gol que le diera la confianza para continuar. Es así que para la segunda parte llegaron los tantos de Andre Hainault (’53) y Carlo Costly (’87) para avanzar  la Copa MLS.

“Le dije a los muchachos que continuaran, estábamos jugando bien”, aseguró Kinnear. “Brad [Davis] ya no estaba en la cancha, y el no verlo creo que les sirvió a los muchachos para que se enfocaran en el partido. Cuando nos pusimos 1-0 arriba en el marcador, yo estaba muy feliz , miré el reloj y vi que era como el minuto 55 y tú piensas ‘Wow, todavía faltan 35 minutos’, pero aun así me sentí confiado porque estábamos haciendo un buen partido. Y el segundo gol fue una locura. Estoy feliz porque Carlo y Luiz [Camargo] hayan contribuido con el gol sobre el final, y fue un respiro”.

Houston Dynamo tendrá una semana completa para trabajar en su estrategia de cara a la  Copa MLS 2011, donde tendrá que medirse ante el club que mejor jugó esta temporada, el superlider de la temporada regular el L.A. Galaxy, ganador del Supporters' Shield y la Final de la Conferencia del Oeste, en su Home Depot Center el 20 de noviembre a partir de las 9 p.m. ET (ESPN2/ESPN Deportes/Galavision).