HOU_030318_Ceren
Wilf Thorne/Houston Dynamo

Tres cosas que aprendimos: Houston Dynamo 4, Atlanta United FC 0

El Houston Dynamo comenzó la temporada 2018 con una victoria empática de 4-0 sobre el Atlanta United FC. Con los cuatro goles en el primer tiempo, La Naranja pudo controlar el resultado y lució igual de peligroso en la segunda mitad.

Aquí hay tres conclusiones del primer partido de la temporada:

1. Un mensaje hacia el resto de la liga

No se duerman con este equipo, porque los harán pagar. Atlanta United aprendió esa lección de la manera más difícil desde el inicio, ya que los goles uno, tres y cuatro capitalizaron en los errores defensivos de los Cinco Franjas.

El Dynamo estaba listo para atacar súbitamente y no solo con  "La Pantera" Alberth Elis. Jugaron inspirados, mostraron intensidad y personalidad durante los noventa minutos de juego.

Durante la semana, el entrenador Wilmer Cabrera dijo que el Dynamo es un equipo que hablará en el campo. El mensaje que mostraron el sábado, según Cabrera después del partido, fue que "somos un equipo trabajador que vamos a entregarlo todo durante los 90 minutos y que vamos a tratar de explotar y de exponer nuestro fútbol que unas veces va ser simple, otras bonito, y otras veces contundente."

2. La banca ya está teniendo impacto

Una de las bajas del partido para el Dynamo fue la lesión del jugador más valioso del equipo en el 2017, Juan David Cabezas, al inicio de la primera mitad. El mediocampista defensivo colombiano cayó con una lesión en su cuádricep izquierdo, lo que provocó que el mediocampista salvadoreño Darwin Cerén hiciera su debut en el minuto 15.

El cambio no descarriló la forma en la cual el Dynamo estaba jugando era como cambiar una parte por otra y Cerén incluso anotó antes del entretiempo. Kevin García también tuvo una actuación sólida, comenzando como lateral derecho por el lesionado A.J. DeLaGarza, contra una de las ofensivas más punitivas en la Major League Soccer.

Y, por supuesto, ingresar veteranos pulidos desde la banca como Arturo Álvarez y Romell Quioto es una señal de un equipo con mucha competencia. No falta mencionar que Boniek García tuvo un gran día liderando el centro del campo y levantando una asistencia, jugando en lugar del suspendido Tomás Martínez.

La profundidad del plantel en el 2017 ayudó a llevar al Dynamo a los playoffs, y parece que ya está dando frutos este año.

3. Dynamo recoge sus primeros tres puntos

Una de las claves del éxito que tuvo el Dynamo en el 2017 fue el obtener resultados positivos al comienzo de la temporada. Están 1-0-0 para comenzar el 2018.

Para decirlo simplemente, el equipo se presentó y cumplio con su trabajo. Estaban bien preparados, claramente sabían cuál era su plan de juego y qué roles tenía cada jugador para llevarlo a cabo de manera efectiva.

El Dynamo se ganó la vida obteniendo resultados en casa la temporada pasada, terminando 12-1-4 en la temporada regular. Buscarán sumar a su victoria de apertura cuando Vancouver Whitecaps FC los visite el sábado (5 p.m., BOLETOS).